Yoga para deportistas

Gracias a la práctica constante de Yoga, todos los atletas y bailarines tienen la posibilidad de mejorar su desempeño.Es por esto que se busca focalizar en las posturas adecuadas para conformar clases de yoga para deportistas. Estos son algunos de los beneficios de complementar el entrenamiento o el ensayo con la práctica constante de Yoga:

Incremento de la fuerza

Mayor funcionalidad (trabajo por grupos musculares que colaboran entre si para realizar un trabajo) y desarrollo de la masa muscular, inclusive de los músculos internos.

Menor riesgo de lesiones

El Yoga modela un cuerpo armónico, cuyos músculos son fuertes y flexibles al mismo tiempo. Las articulaciones alcanzan su rango máximo de movimiento. Esto las hace más resistentes ante impactos o movimientos bruscos.

Equilibrio

Las posturas de equilibrio ayudan favorecen el equilibrio emocional ante las presiones, y a su vez, ayudan a ganar precisión y control en la técnica del deporte.

Flexibilidad

El trabajo de flexibilidad y elongación se ve reflejado en la mejor oxigenación de los músculos, lo cual hace que se fatiguen menos y que se remueva rápidamente el ácido láctico, que genera dolor.

Por otra parte, al tener músculos más elásticos y articulaciones más flexibles, los movimientos son más libres, seguros, precisos, armónicos, efectivos y bellos.

Incremento de la capacidad respiratoria

Con la práctica regular de Yoga los pulmones expanden su capacidad, los capilares se multiplican y se fortalecen, y aumenta la oxidación de la sangre. Esto genera más rendimiento, mayor resistencia a la fatiga y recuperación más veloz.

Relajación

El cuerpo aprende que a cada ciclo de esfuerzo le sigue su correspondiente relajación. Por lo tanto, no acumula tensiones innecesarias, que causan contracturas y malestares.

Aprender a relajarse y a respirar ayuda a preparar el sistema nervioso y las emociones para encarar situaciones de stress, como puede ser un juego, una carrera o el escenario.

Compartir